6 años de “Deal flow”

Todos tenemos experiencias en nuestra vida que no contamos, esas intimidades que no explicamos, en parte por el miedo al que dirán pero también porque nosotros mismos pensamos que igual lo que vamos a contar no es interesante para nadie. Esta es la historia de mi primera visita a Silicon Valley

Este mes de octubre se cumplen 6 años de esta foto, soy yo delante del Golden Gate en San Francisco y esa fue la primera vez en mi vida donde la palabra “Deal Flow” se convirtió en parte de mi vida. Si eres un nerd emprendedor es posible que ya conozcas demasiado bien esta palabra pero se resumen en el proceso de negociación/explicación de tu proyecto ante un inversor para pedirle dinero.

Durante una semana estuve reunido con los principales fondos de inversión de EEUU en la zona de Sunny Valley, parte del valle que reune las principales empresas del sector. Estaba cerca de la sede central de Apple, de Facebook y de tantas otras. Los Deal Flow empezaban como siempre: “Hola soy Michael de la empresa XXX y te voy a presentar nuestro proyecto, idea, negocio para que inviertas XXX$ o X$ millones“.

Lo primero que aprendí de estos interminables días de Deal Flows fue que no hay pez demasiado pequeño ni demasiado grande y que grandes proyectos no tenían cabida en grandes fondos de inversión y que algunos pequeños eran demasiado pequeños para los fondos a los que se presentaban. Siempre recordaré el ejemplo de un emprendedor presentando su proyecto a Vodafone Investments EEUU pidiendo 1,5$M y la responsable de aquella negociación le dijo claramente a la cara: “Lo siento, no invertimos tan pocos millones, buscamos proyectos que necesiten más capital.”

Esta fue para mi una revelación, fue un shock porque aunque aquellas Startups estaban muy bien armadas, preparadas para dar sus pitch a la perfección, bien explicadas, sin lagunas en su Storytelling muchas no sabían con quién se reunirían y por lo tanto terminaban metiendo la pata. Así que desde aquel día me quedó claro que para tener alguna oportunidad en una negociación debes saber más de tu interlocutor que el mismo.

¿Fué enriquecedora la primera visita a San Francisco?

Si, fue una gran forma de aproximarme al ecosistema más dinámico para la tecnología del mundo pero a la vez un baño de realidad. SV es una pecera llena de pirañas que buscan darle un bocado todos a la vez al mismo pez gordo. Si te despitas te quitan la cena o te comen.

¿Es copiable el modelo a España o Europa?

Ni en broma, puedes intentar copiarlo pero no puedes traerte todo lo que hace importante aquel ecosistema. En Sunny Valley por ejemplo puedes pasear por sus calles y encontrarte que la empresa de enfrente hace sistemas de guiado para aviones, otras cableado de fibra ótptica para militares y luego está Apple. Eso no lo puedes copiar.

¿Cambió algo en estos 6 años en la forma de hacer Deal Flows?

No, en absoluto. 6 años después puedes meterme en la misma reuniones en aceleradoras, incubadores, fondos de inversión y encontrarte el mismo formato de reuniones, errores y aciertos. Lo más preparados ganan, el resto viven de los restos.

¿Qué aprendí de este viaje por Silicon Valley?

Que nadie en España te va a agradecer lo que hagas por ellos. No somos un país donde la gente crea en el Karma y aunque yo si crea en el Karma entiendo que no es algo generalizado.

Otra cosa importante que aprendí es que es mejor vivir feliz que asociarte con quién no debes. Vamos lo típico que mejor dormir tranquilo que preocupado.

 

Como resumen os cuento que en los próximos días os iré contando más detalles de estos viajes a San Francisco, curiosidades, cosas que aprendí y cosas que espero os puedan servir a muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *